Revisión del Dakar Rally: estimación del impacto del Dakar Challenge en Octubre 2013 sobre el patrimonio arqueológico en la costa del Perú (traducido por Aníbal Paredes)

En Abril pasado utilicé imágenes de Landsat 7 para documentar el impacto del Dakar en Enero 2013 en el sector Ica – Nazca del desierto de la costa peruana.  A pesar de las afirmaciones de los organizadores del rally de que la ruta fue revisada en cooperación con el Ministerio de Cultura, las imágenes secuenciales claramente mostraron que el rally atravesó un geoglifo de gran tamaño. Surgió nuevamente la preocupación por el patrimonio arqueológico en la región cuando se anunció la realización del Dakar Challenge para principios de Octubre 2013. Nuevamente este rally iba a tener lugar en el desierto entre la ciudad de Ica y el Oceáno Pacífico. Y nuevamente yo no podía hacer nada al respecto, tan solo esperar hasta que acabe,  con esperanza de que nada malo ocurra y entonces poder analizar las imágenes secuenciales del satélite para ver donde se habrían producido cambios y si estos cambios nuevamente habrían afectado sitios arqueológicos.

Esta vez utilicé imágenes obtenidas por el nuevo satélite Landsat 8. La resolución espacial de la banda pancromática es la misma que el Landsat 7 (15 m) pero ahora son datos de 16 bits, de modo que la calidad de la imagen ha sido mejorada.  Y lo más importante, mientras las imágenes del Landsat 7 desde el 2003 han sido afectadas por una franjas oscuras debido a una falla en el corrector de línea de escaneo, el Landsat 8 ahora provee cobertura total.  Sin embargo ese problema no afectó en el caso de los geoglifos cerca a Santa Cruz que observé  antes debido a que ellos se encuentra cerca del centro de la escena (las franjas oscuras se incrementan del centro de la escena hacia los márgenes).

El procesamiento de imágenes fue similar al que realicé la última vez: obtener imágenes antes y después de las fechas del rally, normalizar una imagen con la otra para eliminar los cambios de brillo debidos a la iluminación variable, comparar las imágenes antiguas con las nuevas y entonces buscar áreas donde hayan ocurrido cambios.  El primer resultado de esto es un mapa de huellas dejadas por los vehículos 4×4 entre el 13 de septiembre 2013 (antes del rally) y el 16 de noviembre 2013 (después del rally).  En este mapa también se muestran las ubicaciones de geoglifos conocidos según la publicación de la Asociación María Reiche. A primera vista, la mayor parte del tráfico 4×4 ocurrió a una distancia segura de los geoglifos. Pero en algunos lugares tuve que observar con más acercamiento.

Vista general del mapadel desierto de Ica mostrando huellas de vehículos 4x4 creadas entre el 13 Septiembre y 16 Noviembre 2013 (líneas amarillas) y la ubicación de geoglifos conocidos (puntos azules)

Vista general del mapadel desierto de Ica mostrando huellas de vehículos 4x4creadas entre el 13 Septiembre y 16 Noviembre 2013 (líneas amarillas) y la ubicación de geoglifos conocidos (puntos azules)

Seguidamente cargué las huellas mapeadas en Google earth para ver si atravesaban geoglifos o no.  Y desafortunadamente, si, los atraviesan. En un caso un geoglifo grande ha sido atravesado por el rally.  Aquí, el impacto del rally sobre el geoglifo es muy claro como se puede ver en los cambios que muestran las imágenes de Landsat.

Imagen Landsat 8 del 29 septiembre 2013 y ubicación de un geoglifo grande (en azul).

Imagen Landsat 8 del 29 septiembre 2013 y ubicación de un geoglifo grande (en azul).

Imagen Landsat 8 del 16 Noviembre 2013 muestra las huellas que fueron dejadas por el Rally Dakar.

Imagen Landsat 8 del 16 Noviembre 2013 muestra las huellas que fueron dejadas por el Rally Dakar.

El mapa de detección de cambios resalta la huellas del Rally Dakar.

El mapa de detección de cambios resalta la huellas del Rally Dakar.

Una imagen de satélite en alta resolución (accesible a través de Google Earth) muestra el trazo del geoglifo. Ampliación de contraste fue aplicado para mejorar la visibilidad. Las huellas del rally Dakar están superpuestas en amarillo.

Una imagen de satélite en alta resolución (accesible a través de Google Earth) muestra el trazo del geoglifo. Ampliación de contraste fue aplicado para mejorar la visibilidad. Las huellas del rally Dakar están superpuestas en amarillo.

En un segundo caso, la estimación del impacto real del Rally Dakar sobre geoglifos es más difícil . Aquí, las huellas frescas de los vehículos 4×4 son visibles solo en algunas áreas.  Sin embargo extrapolando las huellas en el terreno donde los vehículos no removieron tanto polvo (y por lo tanto las huellas no son reconocibles bajo la resolución relativamente gruesa de las imágenes del satélite) se muestra que daños a otros geoglifos deben haber ocurrido con mucha probabilidad.

Imagen de Google Earth superpuesta con otra de las huellas de los vehículos 4x4 derivada del análisis secuencial de imágenes Landsat 8 (líneas amarillas) y con una de geoglifos visibles en una imagen satelital de alta resolución (líneas azules). A pesar de que no son posibles conclusiones definitivas en este caso, el daño a los geoglifos es altamente probable teniendo en cuenta la dirección de las huellas que se dirigen próximas al geoglifo.

Imagen de Google Earth superpuesta con otra de las huellas de los vehículos 4×4 derivada del análisis secuencial de imágenes Landsat 8 (líneas amarillas) y con una de geoglifos visibles en una imagen satelital de alta resolución (líneas azules). A pesar de que no son posibles conclusiones definitivas en este caso, el daño a los geoglifos es altamente probable teniendo en cuenta la dirección de las huellas que se dirigen próximas al geoglifo.

Si, nuevamente, una Rally dakar ha causado daños irreversible a sitios arqueológicos conocidos. Y estos son solamente aquellos grandes y conspicuos que son visibles en imágenes de satélite.  Analizar imágenes Landsat para documentar los daños al patrimonio arqueológico requiere que nosotros sepamos donde se encuentran esos sitios.  Esto es relativamente fácil para sitios como geoglifos grandes, pero hallar sitios más pequeños requiere tiempo y trabajo de campo intensivo.  A partir del limitado tiempo que estuve caminando en el desierto se que el número de sitios arqueológicos: conchales, cortavientos, caminos antiguos, etc, es sorprendentemente muy alto.

Es irresponsable tratar este desierto como si fuera solo un terreno de arena y rocas usándolo irreflexivamente como campo de juego para vehículos 4×4.

El Rally Dakar 2014 no tuvo lugar en el Perú.  Pero los organizadores están planeando regresar.